terapias asistidas con animales y perros de asistencia para personas discapacitadas y sordas

Aunque  esté  tipo  de  conocimiento  no  se  considere  ancestral,  lo  incluyo  como  conocimiento  adquirido  durante mis  viaje, porque  tanto  en  África,  como  en  Nicaragua, Guatemala  y  México puede  observar  una  gran  discriminación  a  las  personas  de  este  colectivo,  en algunos  casos  atándolas  a  árboles,  en  otros  usándolas como  un medio  para   ganar  dinero  para  la  familia.

gracias  a  la  asociación  saint  camile  en  costa  de  marfil,  o  centro  social  tio  antonio  en  Nicaragua  o  centro  maya  si(  alma  de  colores) en  guatemala,  con  los  conocimientos  adquiridos  en la  fundación  bocalan, aetana y  askal,  pude  aportar  mi  granito  de  arena  a  este  colectivo.

Si África es conocida como “el continente olvidado”, bien podríamos decir que las personas que padecen enfermedades mentales allí son “los olvidados de los olvidados”.

La falta de recursos (psiquiatras, hospitales, medicamentos…) la imposibilidad de acceder a un tratamiento médico adecuado, los pocos recursos de las familias… todo ello sumado  a ciertas creencias culturales provoca que, en demasiadas ocasiones, cuando una persona padece una enfermedad mental, las familias se vean forzadas a inmovilizar al enfermo encadenándolo a un árbol o a una estaca, para así evitar que pueda convertirse en un peligro para la familia, para la comunidad o para él mismo.
A veces son abandonados a su suerte en las grandes ciudades o, en el peor de los casos, entregados a sectas evangelistas que exprimen los recursos de la familia del enfermo, de por sí escasos, para justificar un tratamiento y los encadenan a los árboles de su “centro de oración” y oran para que el demonio ahuyente su cuerpo, dejándolos en ocasiones varios días sin comer ni beber, a veces también azotándoles para “mortificar su cuerpo y que así el maligno se vaya.
https://vimeo.com/154113861 ” documental  los  olvidados  de  los  olvidados”